¿Cuál es el significado de las velas doradas?

El dorado nos conecta con muchas cosas positivas. El color dorado está asociado con el astro rey, con su calidez y su luz llena de energía. Es una tonalidad muy vinculada con el dinero, el oro, y el éxito en todo lo que se emprenda.

Los objetos dorados en la decoración son sinónimo de prosperidad, alegría e intelecto. Favorece la generación de estados mentales y psicológicos que nos conectan con la belleza y la motivación, para ganar comodidad financiera y éxito profesional. Por otra parte, si exageramos con el uso del dorado en la decoración y en nuestro guardarropa, pecaremos de ostentosos y nos podríamos imbuir con energías bajas, que conectan con la superficialidad y el derroche.

Cuando hablamos del dorado, es algo que debemos graduar para no deslumbrarnos. El oro tiene el poder de nublar la razón y de conducirnos a situaciones extremas que pueden afectar nuestras finanzas, e incluso llevarnos hasta ambientes donde abundan las peleas y las disputas.

En sí, no es para nada negativo conectarse con el brillo creativo del oro, al contrario, es muy ventajoso y necesario impregnarnos con el aura que genera este color para activar el optimismo. El problema llega cuando nos volvemos obsesivos.

Características de las velas doradas

La vela dorada tiene el poder de conectarnos con el gozo y la alegría. De hecho, es la vela preferida para celebrar nuestras Navidades con su profundo significado: renacimiento.

El poder cósmico del dorado es como el del amarillo, pues concentra la energía del sol y todo lo positivo. Tras las temporadas de oscuridad, las épocas doradas son tiempos de elevada creatividad y prosperidad. De esta misma forma actúa la vela de color oro: como potenciador.

Usos de la vela dorada

Enciende una vela dorada cuando quieras atraer la prosperidad en los negocios y aumentar tus ingresos y finanzas.

Los rituales para mejorar los logros económicos incluyen el uso de una o varias velas de color oro, que puedes situar en un pequeño altar. Pon música relajante, siéntate frente a las velas en una posición cómoda y fija tu mirada en la llama de la vela dorada y en los movimientos que realiza. Procede a meditar o a realizar tus rituales de magia para llamar la prosperidad.

Entradas relacionadas