¿Cuál es el significado de las velas celeste?

Al igual que el color azul, el celeste está relacionado con el mundo celestial y místico. El cielo azul celeste es nuestro techo y, por lo tanto, es un símbolo de seguridad y equilibrio espiritual.

En la antigüedad, se vinculaba el color celeste con los dioses, así como con la serenidad y la capacidad de calmar los entornos conflictivos. La energía fría del celeste infunde respeto y aquieta la mente, apaciguando las discusiones estériles y mejorando la comunicación y el entendimiento entre las personas.

En el marketing y en los entornos empresariales es una tonalidad que denota profesionalidad, seriedad laboral y compromiso. Siendo este un tipo de azul con una mayor incidencia de la pureza del blanco, tiene un poder más acentuado que el azul puro a la hora de favorecer estados de meditación más relajados.

Características de las velas celestes

Si el azul puro está relacionado con el mundo onírico, el azul celeste trabaja en otro plano más etéreo. Enciende una vela de este color para acompañar tus oraciones, hacer tus rituales mágicos, o para hechizos con los que desees mejorar la pacificación de tu entorno personal, laboral, de estudios o económico.

Si hay muchas peleas en casa, conéctate con esta energía angelical y favorecedora. En el caso de que tengas problemas de pareja, compensa la energía fría de la vela celeste con una vela rosa o blanca, ya que puedes terminar enfriando tu relación.

Usos de la vela celeste

En los rituales mágicos, la vela celeste trabaja brindando un aura pacificadora en tu casa. Está conectada con la paz y con las vibraciones energéticas que inspiran la conciliación entre todas las personas de tu entorno. Y esta energía que se irradia puede llegar muy lejos si tienes fe y crees que es posible.

También puedes encender una vela de color celeste y acompañarla con una meditación sencilla en tu rincón preferido. Haz una especie de altar, con velas azules y blancas, con piedras de estas tonalidades o algunos elementos decorativos que tengan este tipo de azul pastel. Trata de visualizar una luz celeste que te envuelva desde la cabeza a los pies, para alejar las situaciones de estrés y enfriar tus pensamientos de ira o enojo.

Entradas relacionadas