Mejor época para viajar a Roma

Los mejores meses para visitar Roma son marzo y abril, cuando la mayoría de las multitudes de turistas se han disipado y las tarifas de las habitaciones son más bajas. No obstante, si buscas un clima más cálido y sin multitudes de turistas, te recomendamos programar tu visita en mayo o septiembre.

A continuación, te mostramos nuestra guía mes a mes para programar tu viaje a esta preciosa ciudad italiana.

Octubre – abril

Durante estos meses el número de turistas es más reducido y el precio de los vuelos y las habitaciones de hotel son más bajos, a excepción del periodo navideño en diciembre y de la Semana Santa en marzo/abril. Además, durante los meses de marzo y abril las temperaturas son bastante soportables, con máximos de 19°C y mínimos de 8°C.

Diciembre, enero y febrero son históricamente los meses más fríos con unas temperaturas máximas de 14°C y unas mínimas de 3°C. Si quieres evitar el frío, te recomendamos evitar estos tres meses, aunque se pueden encontrar ofertas muy interesantes.

Mayo

Mayo es la calma antes de la tormenta turística de verano. Este mes atrae a los viajeros con temperaturas más amigables, que oscilan entre los 13°C y 24°C. Probablemente no podrás encontrar ofertas muy baratas, pero tendrás muchas opciones a la hora de elegir alojamiento.

Junio, julio y ​​agosto

El verano es temporada alta. La ciudad rebosa de turistas, el clima es caluroso y húmedo con temperaturas máximas de 32°C y mínimas de 19°C. Los precios del alojamiento se disparan durante estos meses. Si decides viajar en este periodo, realiza tu reserva de hotel con al menos seis meses de antelación.

Septiembre

La temporada turística pico está terminando, dejando a su paso temperaturas agradables y colas más reducidas en las principales atracciones como el Panteón o el Foro Romano.

Entradas relacionadas