Mejor época para viajar a París

Los mejores meses para visitar París son junio, julio, agosto, septiembre y octubre. De junio a agosto, el clima en París es casi perfecto. Los máximos promedio están en los 21°C y hay largos días de sol. Desafortunadamente, el verano también es el periodo más concurrido y el más caro del año. Si quieres disfrutar de tarifas más bajas, planifica tu viaje en otoño.

Eso sí, debes tener en cuenta que París recibe más de 30 millones de turistas al año, así que no importa cuándo viajes, siempre encontrarás multitud de turistas en la ciudad.

A continuación, te mostramos nuestra guía mes a mes para programar tu viaje a esta preciosa ciudad francesa.

Noviembre, diciembre, enero y febrero

Podríamos considerar estos meses como la temporada baja de París, con unas temperaturas entre 3°C y 8°C. Únicamente durante el mes de noviembre los viajeros pueden disfrutar de temperaturas de 10°C. En esta época del año son necesarios abrigos pesados. Si te atreves a desafiar el clima frío, puedes ahorrar bastantes euros en tu vuelo y hotel.

París rara vez recibe nieve y, en lo que respecta a la lluvia, diciembre es uno de los meses más lluviosos del año. Si quieres evitar las precipitaciones, programa tu visita durante febrero, el segundo mes menos lluvioso en París. La última semana de febrero es la Semana de la Moda de París, así que espera que las habitaciones de hotel sean escasas y más caras durante ese periodo.

Marzo, abril y mayo

Estos meses atraen a muchos viajeros por los ligeros recortes de precios en las habitaciones de los hoteles. Las temperaturas generalmente oscilan entre 4°C y 16°C y las lluvias son un poco más frecuentes (especialmente en mayo). Las temperaturas aún pueden ser un poco frías hasta mayo, pero los viajeros serán recompensados ​​con las coloridas flores de primavera que pueden encontrarse en los hermosos parques de París.

Junio, julio y ​​agosto

En verano la temperatura promedio ronda entre los 16°C y los 25°C, lo que hace que pasear por los barrios y disfrutar de un café en una terraza sea una muy buena experiencia. Esta es la temporada turística alta de la ciudad, y como tal, las tarifas de las habitaciones y los precios de los vuelos se disparan.

Durante el verano, sin embargo, hay mucho más que hacer que en otras épocas del año, como cine al aire libre o a conciertos gratuitos. Estos meses también se forma una playa artificial a lo largo del Sena para tomar el sol. Además, se celebra la fiesta más grande de Francia, el Día de la Bastilla. (Ten en cuenta que julio es uno de los meses más lluviosos de la ciudad).

Septiembre y octubre

Si deseas experimentar menos aglomeraciones en París, pero no quieres renunciar al buen tiempo, la mejor opción es el otoño. Las temperaturas fluctúan entre los 15°C y 20°C durante septiembre y entre los 10°C y 16°C en octubre. Además, de un menor número de turistas y unos precios más bajos, los viajeros también se beneficiarán del hermoso follaje de temporada.

Ten en cuenta que, durante la Semana de la Moda de París, que normalmente tiene lugar la última semana de septiembre, las habitaciones de hotel serán mucho más difíciles de encontrar.

Entradas relacionadas