Mejor época para viajar a Laponia

Laponia es una región de la República de Finlandia con unas diferencias entre estaciones muy marcadas. Si quieres disfrutar de un increíble paisaje nevado, la aurora boreal o de los deportes de invierno, los mejores meses para visitar Laponia son enero, febrero y marzo. En cambio, si deseas realizar actividades al aire libre con un clima más templado y muchas más horas de sol, los mejores meses para ti serán julio y agosto.

A continuación, te mostramos nuestra guía mes a mes para programar tu viaje a esta increíble región finesa.

Enero, febrero y marzo

Estos tres meses traen condiciones de ensueño a Laponia: luz cristalina, nieve profunda y masiva que atrae a los fanáticos de los deportes de invierno. Además, durante estos meses se dan las condiciones óptimas para la observación de la aurora boreal.

Abril, mayo y junio

La nieve se derrite en abril, mayo y junio. Durante este periodo se puede observar el increíble paisaje que ha estado cubriendo la nieve durante el invierno.

Julio y agosto

Laponia en los meses de verano nos ofrece un increíble paisaje de montañas, agua y un espacio infinito que se puede explorar casi las 24 horas del día. El sol de medianoche, un icónico fenómeno Polar donde el sol permanece visible a medianoche durante junio y principios de julio en el extremo norte, te permitirá realizar una caminata o hacer kayak en el mar, ¡justo después de la medianoche!

Septiembre y octubre

Septiembre y octubre no ofrecen ni el calor del verano ni la preciosa nieve invernal. Este no es el mejor momento para visitar Laponia a menos que estés buscando gangas súper baratas: la temporada cambiante también significa que muchos tours y atracciones están cerrados. Sin embargo, los fotógrafos pueden saborear el estallido de color otoñal, los precios pueden ser más bajos y las luces del norte hacen su aparición dramática, especialmente alrededor del equinoccio de septiembre.

Noviembre

Noviembre es una época extraña en Laponia porque el otoño definitivamente se está acabando, pero la transición a invierno no siempre es completa, así que pueden producirse tanto lluvias como nevadas. Puede ser bastante deprimente durante unas pocas semanas, pero es un precio muy bajo que pagar para disfrutar del prístino paisaje invernal que precede.

Diciembre

Diciembre no es el mejor mes para viajar a Laponia. Durante este periodo se producen los viajes navideños, aumenta la población y el número de turistas y los vuelos se encarecen. Además, en diciembre el sol asomará sobre el horizonte únicamente un par de horas al día, dificultando las actividades al aire libre.

Entradas relacionadas